Conoce el Tratamiento más Efectivo para las Alopecias

Aunque el tema de la caída del cabello es algo que mayormente les sucede a los hombres, las mujeres también puedes padecer de esto. En ocasiones puede que a los hombres les dé gran preocupación las alopecias y a las mujeres esto influya en su autoestima y mucho más si la alopecia se presenta en la juventud y sin ningún tipo de anteceden familiar; la alopecia puede llegar sorpresivamente y es completamente normal que en un inicio no se sepa combatirla.

La caída del cabello es un trastorno que afecta a gran porcentaje de la población mundial, en la actualidad es sorprende como se ha incrementado la alopecia en las mujeres, hasta el punto que los expertos en el ámbito han considerado que esto es consecuencia de la integración de las mujeres al mundo laboral.

Los tipos de alopecia

Perder el cabello, ya sea naturalmente o no, es denominado como alopecia, y el resultado final de esto es quedarse sin cabello en determinadas zonas o la calvicie. En un cuero cabelludo que se encuentre en buen estado hay aproximadamente cien mil cabellos. Por lo usual a diario se caen cien cabellos, cuando la caída del cabello se ve incrementada se caen 250 cabellos a diario, lo cual ya es considerado como una caída de cabello masiva o inicios de alopecia.

La alopecia puede perjudicar el cuero cabelludo y toda área de la piel que contenga pelo, tales como la zona genital, las pestañas, la barba, las axilas. La alopecia puede clasificarse en dos tipos: las alopecias no cicatriciales que se pueden revertir y las cicatriciales donde se destruye el folículo piloso y por ende no se puede revertir. La presentación más usual de la alopecia es la androgénica, que también es denominada como alopecia androgenética o calvicie común; esta mayormente afecta a los hombres, son pocas las mujeres que la sufren.

Los tipos de alopecias

  • Alopecia no cicatricial: Ocurre cuando el folículo piloso se encuentra débil pero sigue vivo. El folículo es una hendidura que está por debajo de la piel y cubre cada cabello, es el encargado de que el cabello nazca y de que mantenga un buen estado de salud. Este tipo de alopecia es bastante frecuente y lo bueno es que puede controlarse la caída del cabello y curarse aplicando el tratamiento correcto; inclusive hay casos donde se cura naturalmente. Entre las alopecias del tipo no cicatricial se encuentra la androgénica, también conocida como androgenética o calvicie común. Se recomienda que siempre se asista a donde un experto para la determinación de la causa y así sugerir el tratamiento que más convenga. Hay que evitar los remedios caseros ya que muchos de estos lo único que hacen es empeoran la situación.

También está la alopecia areata, se puede tratar con luz ultravioleta, tópicos, inyecciones de esteroides o estimulando los folículos; con todos estos tratamientos se han demostrado mejorar notables de la alopecia en lapsos de tiempo cortos.

La alopecia traumática es la que se produce cuando la persona usa peines de metal, secadores de cabello u otro elemento que pueda producir daños en el cuero cabelludo; lo recomendable es que se detenga el mal hábito que esté ocasionando la alopecia así se evita la caída del cabello.

Igualmente se encuentra la alopecia difusa, que es consecuencia de tener estrés ya sea por el trabajo, asuntos personales, los estudios, etc; en las mujeres pueden presentarse luego de tener fiebre o de dar a luz. El tratamiento de esta alopecia se basa en el control del estrés.

  • Alopecia cicatricial: Es un tipo de alopecia que no se puede revertir debido a que es el producto de un daño permanente, un rompimiento total de la estructura del folículo o una malformación. En este tipo de alopecia se encuentran las bacterias, las infecciosas o las virales que las causan los agentes físicos, químicos, problemas cutáneos, tumores, etc.

Tratamiento para la alopecia androgénica

El tratamiento para las alopecias

Mientras más temprano se diagnostique la alopecia será mucho mejor ya que se obtendrán mejores resultados con el tratamiento que se aplique ya que se estará evitando la pérdida de la masa capilar.

  • Tratamiento para la alopecia androgénica: Se puede tratar con un tópico llamado minoxidil, el mismo es aplicado en la zona frontoparietal dos veces diariamente, y aunque no se sabe con certeza la razón por la que esto ocurre, este tópico es capaz de determinar la caída del cabello, sin embargo es un tratamiento que debe aplicarse regularmente y es de por vida. Los hombres puedes aplicar el tratamiento de consumir finasteride, que elimina la enzima que activa a los andrógenos. Es un medicamente que no es recomendado para las mujeres que se encuentran en su etapa fértil, por esta razón es que los tratamientos para las mujeres que tienen este tipo de alopecia son limitados. Si se presenta alguna alteración menstrual que esté asociada con el hiperandrogenismo, hirsutismo o acné, puede recomendarse anovulatorios.

Alopecia cicatricial

  • Tratamiento de la alopecia areata: El tratamiento de este tipo de alopecia se basa en un inmunosupresor, es decir en corticoides complementados con minoxidil y suplementos nutricionales, no obstante hay casos donde esta alopecia es resistente a muchos tratamientos. Por este motivo es que es esencial asistir a psicoterapia ya que ayudará a la persona afectada a afrontar las consecuencias del deterioro de su aspecto, ya que la alopecia areata termina siendo como una alopecia aguda.
  • Tratamiento del efluvio telogénico: En caso tal de que la alopecia sea consecuencia de un efluvio telogénico, es necesario trata la causa si ésta es persistencia, especialmente hay que brindar apoyo al organismo con sustancias que lo revitalicen para que así puede recobrar lo más pronto posible y recuperar la masa capilar. El efluvio telogénico se puede tratar de distintas maneras implementando determinadas técnicas tales como la carboxiterapia capilar, la fototerapia, la infiltración de péptidos biomiméticos también conocido como Hair Filler, inyección de células madre que se extraen de una muestra mínima de la nuca, terapia regenerativo con factores de crecimiento.

 

Dejar un buen comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *