2 Excelentes Antibióticos para el Implante de Pelo

Existen antibióticos para el implante de pelo, que es un tratamiento quirúrgico muy efectivo para tratar la calvicie. Actualmente la alopecia (calvicie) puede ser tratada con distintos métodos, tales como los tratamientos que constan de lociones tópicas y los tratamientos vía oral que previenen o ralentizan el proceso en el que se cae el cabello.

No obstante, cuando la cantidad de cabello que se ha perdido es demasiada, los tratamientos nombrados anteriormente ya no brindan ningún efecto que sea efectivo y por lo tanto la persona deberá ser evaluada con un especialista para que éste le indique si es apta para ser sometida a un implante de cabello, lo cual es la mejor opción en este tipo de casos.

El profesional deberá examinar si la zona que va a donar el cabello está en buenas condiciones, en caso de que el resultado sea positivo, el implante de cabello se lleva a cabo de manera ambulatorio con un poco de anestesia local y sedación.

El implante de pelo, se basa en la extracción de una franja de piel de la zona de la nuca en donde se incluyan los folículos pilosos los cuales posteriormente son sacados de ese fragmento de piel, y así se colocan en las zonas donde hay calvicie.

 Mejores antibióticos para el implante de pelo

Este es un procedimiento cuya duración se encuentra entre una a cuatro horas, depende del tamaño de la zona a tratar, es decir de la cantidad de folículos pilosos que se deben injertar. Después de haber transcurrido dos horas del procedimiento quirúrgico, la persona es dada de alta pero la misma debe utilizar antibióticos para el implante de pelo, un vendaje que ayudará en el proceso de curación, esto con el propósito de brindar protección a los implantes realizados; el tiempo que hay que usar este vendaje es corto, ya que solo son dos o tres días.

¿Cómo se realiza el implante de cabello?

Lo principal es preparar a la persona para que se realice el implante de cabello, para esto se debe lavar el cabello utilizando un champú especializado un día antes de la intervención quirúrgica ya que así se desinfecta el cabello y el cuero cabelludo. Luego, la persona debe mantenerse en ayuna por un mínimo de seis horas previas a la realización del implante de pelo; por ejemplo, si la intervención es en la mañana entonces es suficiente con hacer una cena ligera y no comer nada en el desayuno.

No se precisa del consumo de ningún tipo de antibióticos para el implante de pelo antes de someterse a este procedimiento, lo que sí debes hacer es informarle al especialista los medicamentos que consumes regularmente para que él te indique cuales debes suspender momentáneamente y cuáles puedes seguir tomado. Es fundamental que no tomes medicamentos que hagan difícil la coagulación de la sangre días antes de la intervención, tales como el ibuprofeno y la aspirina.

Dado a que la duración de la intervención quirúrgica es un poco larga, hay casos en los que puede durar hasta seis, deberás tener reservada toda una mañana o una tarde para esto. Aunque tenga una gran duración, el procedimiento es bastante sencillo. Asimismo, el implante de cabello no precisa de ingreso en la clínica, por lo que se realiza ambulatoriamente y eres dado de alta el mismo día. Lo único que necesitas es hacerte un examen de sangre días antes para que así compruebes que no tienes ninguna enfermedad grave.

Igualmente, se sugiere que contigo vaya alguien que te acompañe ya que aunque la anestesia que se aplica es local y que se suministra un ansiolítico vía oral para que sientas comodidad y tranquilidad en toda la intervención quirúrgica, es posible que luego de que termine el procedimiento te sientas aturdido de forma tal que lo mejor es que no conduzcas ni andes solo.

Antibióticos para el implante de pelo

Los cuidados postoperatorios

Para que tengas una excelente recuperación, debes tener algunos cuidados postoperatorios luego de realizarte el implante de cabello, los cuales son:

  • En los primeros cuatro días posteriores al implante de cabello, tienes que consumir antibióticos para el implante de pelo y analgésicos para contrarrestar los diversos efectos secundarios que podrían presentarse.
  • Después de que te sometas al implante de pelo, se recomienda que tengas un reposo en tu casa de aproximadamente 24 horas.
  • Es fundamental que evites por completo la realización de actividad física, sobre todo las primeras dos semanas posteriores a la intervención quirúrgica. Asimismo, tampoco puedes bañarte en piscinas o en playas.
  • En el primer mes del postoperatorio, no puedes ponerte a llevar sol y tampoco hacer uso de cámaras de bronceado. En caso tal que debas estar bajo el sol en las horas donde el mismo está muy fuerte, se recomienda que utilices alguna visera o un gorro para que te protejas de los rayos solares.
  • En el quinto día ya puedes lavarte la cabeza, pero para esto tienes que utilizar un jabón neutro que sea suave. Este procedimiento deberás llevarlo a cabo por un lapso de dos semanas, y además es posible que precises de una cura para tratar las costras. Las costras desaparecen regularmente, en caso tal de que luego de transcurrir doce días sigas con costras entonces tienes que hacerte masajes en el área utilizando las yemas de tus dedos; si luego de hacerte esto a los días no ves mejora alguna, entonces lo mejor es que acudas donde tu médico tratante.
  • En el primer mes del postoperatorio no deberás tocarte la cabeza ni siquiera para saber cómo está evolucionando el área intervenida. Por lo tanto, procura no rascarte ni tocarte el cabello ya que de lo contrario podrías hasta infectarte.

 Cuidados con los antibióticos para el implante de pelo

Los antibióticos para el implante de pelo en el postoperatorio

Es importante saber que la infección en el área donde se ha realizado un implante de pelo es bastante rara, aunque claro hay excepciones y puede ocurrir si no se tienen los cuidados adecuadas. Sin embargo, para prevenir y/o tratar las infecciones, el médico recomienda el consumo de antibióticos para el implante de pelo aunque su consumo no suele excederse de los 4 días. Entre los antibióticos más comunes recetados por los médicos en este tipo de caso podemos encontrar:

  • Cefalexina: Es un antibiótico que pertenece a la familia de las cefalosporina, se utiliza para evitar o tratar infecciones en los tejidos, en la piel, los huesos, las articulaciones, las vías respiratorias, etc. La acción de este antibiótico es bastante amplia, por ende es un bactericida que puede eliminar a bacterias sensibles.
  • Flucloxacilina: Es un componente que desciende de la penicilina, es considerado como semi-sintético y cuenta con propiedades bactericidas, que son muy resistentes ante la hidrólisis por las penicilinazas. Se recomienda para prevenir o tratar infecciones sistémicas, por ende es ideal para los procesos infecciosos de los tejidos blandos y de la piel.

Dejar un buen comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *