Conoce los Grandiosos Beneficios de los Injertos Capilares

Los injertos capilares, también denominados como microinjertos o trasplantes, son una especie de proceso quirúrgico que es mínimamente invasivo y que te brinda resultados muy naturales. Con estos injertos de cabello, cuando se llevan a cabo en las zonas con alopecia o calvicie, la persona es capaz de recuperar el cabello que perdió y se puede sentir bien nuevamente.

Al hablar de injertos capilares, se hace referencia a una cirugía que no es muy invasiva y que se hace ambulatoriamente. Cuando se está llevando a cabo, es extraído cabello de las áreas que no están afectadas por las hormonas masculinas, como por ejemplo la nuca, ya que por lo general el cabello permanece ahí en todo el transcurso de la vida.

Luego de que  el cabello extraído se implanta en las regiones afectadas por la calvicie o alopecia (que en la mayoría de los casos suele ser la zona frontal); empiezo el proceso de recuperación para que se erradique esa calvicie y vuelva a crecer nuevamente cabello, de manera tal que la persona recupere su aspecto anterior.

Complicaciones de los injertos capilares

Los injertos capilares, en la actualidad son una de los métodos más eficaces y rápidos para combatir la alopecia o la calvicie. Con este procedimiento, es implantado cabello del mismo paciente, por esto es que no hay posibilidad alguna de que el cuerpo lo rechace y lo mejor de todo es que posteriormente la apariencia que se obtiene se caracteriza por su naturalidad. Luego del momento en el que el cabello se implanta, va a continuar creciendo de manera normal y sana.

¿Cómo es el procedimiento de los injertos capilares?

La técnica de los injertos capilares consiste en todo un procedimiento, el cual primeramente comienza cuando la persona acude a una consulta con el médico especializado. Luego de que el especialista diagnostique capilarmente al paciente, debe establecer la fecha en la cual la persona va a ser intervenida quirúrgicamente, que por supuesto va estar conformado por un preoperatorio y un postoperatorio.

  • La consulta con el médico: Esto se basa en la realización de exámenes médico para estimar el índice de calvicie que tiene el paciente. Después, en la próxima consulta, es el momento de estimar la densidad de los folículos pilosos. De esta manera es como se conoce con precisión el resultado que se va a obtener con la realización de los injertos capilares.

El médico ahora debe proceder a realizar un informe médico junto con el anestesista, donde se van a pedir exámenes preoperatorios. Aquí el paciente deberá tratar de aclarar todas las dudas que pueda tener respecto a los injertos capilares para que éstas sean aclaradas: las preguntas pueden ser tanto de los procedimientos a los que se va a someter como de los resultados que se van a obtener luego del procedimiento quirúrgico.

  • El preoperatorio: Por parte de los especialista recibirás algunas recomendaciones que deberás seguir para que tu intervención quirúrgica sea exitosa. A pesar de que estas recomendaciones no son las mismas para todos los pacientes, hay algunas que siempre suelen coincidir, y estas son:
  • Consultar los medicamentos que están permitidos consumir y cuáles son los que debes evitar antes de operarte.
  • No hagas actividad física de mucha intensidad los días previos al procedimiento quirúrgico.
  • Cuida lo máximo posible tus hábitos, no fumes ni bebas alcohol.
  • No tomes mucho sol.
  • No te cortes el cabello.

 

Procedimiento de los injertos capilares

  • La intervención quirúrgica: Los injertos capilares se basan en que se realicen incisiones de pequeño tamaño en el cuero cabelludo, donde van a ser colocadas las unidades foliculares. Los folículos pilosos son obtenidos de las zonas donde el cabello no ha de caerse, tales como los laterales de la cabeza o la zona posterior.

Hay dos técnicas con las que puede llevarse a cabo los injertos capilares, unas de ellas es la técnica FUE, con esta son extraídas las unidades foliculares individualmente apoyándose en un microscopio y sin que quede cicatriz. Ya teniendo las unidades foliculares, son implantadas en los folículos de las zonas que están afectadas por la calvicie o por la alopecia, y siempre respetando la dirección que tiene el cabello naturalmente. Este método tiene una duración aproximada de seis horas y el porcentaje de éxito es muy elevado.

También está la técnica FUSS, con esta se debe extraer una tira del cuero cabelludo, y después son separadas las unidades foliculares. Luego de la intervención quirúrgica, va a quedar una cicatrizas pequeña que la puedes cubrir con tu propia cabello.

  • Postoperatorio: Este es el proceso donde el paciente se debe recuperar luego de la intervención quirúrgica; el postoperatorio se hace en la casa y debe hacerse siguiendo las indicaciones del médico especialista, quien va explicarte cómo te debes lavar el cabello y en qué momento deberás hacerlo. El reposo consta únicamente de tres días, y las actividades cotidianas por lo general las puedes retomar luego de ese tiempo.

Los beneficios de los injertos capilares

– Ventajas con la técnica FUSS

 

  • Pueden hacerse sesiones prolongadas dado a que es un procedimiento con el cual se puede abarcar zonas extensas que están siendo afectadas por la calvicie o la alopecia, aunque claro esto será posible siempre que se tengan zonas disponibles para donar. Con esta técnica es posible inclusive hasta hacer un total de 10.000 injertos de cabello en un solo día.
  • No necesitas raparte la cabeza.
  • La densidad del cabello en el área que va a recibir es mucho más rápida.
  • La probabilidad de que los folículos pilares sobreviven es bastante alta debido a que es extraído más tejido en el procedimiento.
  • Es bastante económico, incluso hasta un 50% más económico que la técnica FUE.

Beneficios de los injertos capilares

– Ventajas con la técnica FUE

  • Se pueden hacer varias intervenciones en pocos días por el hecho de que no hay costuras en la zona que dona, por esto puede seguirse extrayendo folículos pilosos siempre que el paciente quiera.
  • Con esta técnica el paciente no requiere de reposo, por esto el día posterior a la intervención quirúrgica ya podrá llevar a cabo actividades física, sin embargo en el caso de ejercicios intensos, lo mejor es que consultes antes con un especialista.
  • Es un método libre de cicatrices, ya que como los folículos pilosos son extraídos uno por uno, las marcas que quedan son prácticamente imperceptibles para las personas. Y esto puede decirse que es la mayor ventaja de esta técnica, porque si la persona quiere tener el cabello corto lo puede hacer sin que se le vea ninguna cicatriz.
  • El postoperatorio es poco molesto porque no hay puntos de sutura, no vas a sentir dolor y tampoco tensión.
  • Se puede saber con precisión cuántos son los injertos que se realizaron porque las unidades foliculares se van extrayendo individualmente y por ende se pueden contabilizar.

Dejar un buen comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *