Tratamientos caseros para el cabello maltratado por la plancha

protesis-capilaresLa plancha es uno de los principales agresores del cabello, sobre todo cuando no se considera el uso de planchas certificadas o al menos de una calidad reconocida. No debemos confundir, es cierto que la plancha puede ayudar a lograr un efecto visual sobre el cabello, pero por otra parte, si no se administra el uso de la plancha de una forma correcta, nos exponemos a daños que pueden ser bastante notorios sobre el cabello. Por eso repasamos algunos tratamientos caseros para el cabello maltratado por la plancha, de esta manera cuidamos nuestro cabello de manera natural.

Hidratar el cabello es vital para cuando se está usando la plancha de forma seguida. Ya hemos repasado en esta página los tratamientos hidratantes para el cabello, pero para resumir recomendaríamos suministrar aloe vera sobre el cabello o en su defecto la palta o aguacate. Ambos son extraordinarios remedios que permiten hidratar el cabello de forma natural. La aplicación tanto del aloe vera como del aguacate se hace de forma directa previo a la etapa de enjuague cuando se está lavando el cabello, pero no todos los días. Hacerlo una semana es extraordinario, pero si sólo se puede una vez al mes, también es aceptable.

Mascarillas caseras para el cabello como la mascarilla de huevo son esenciales para proteger el cabello del efecto del calor. Obviamente deben suministrarse de manera previa y van fortaleciendo el cabello del efecto dañino que puede provocar el uso de estos materiales.

Cuidar el cabello del efecto de otros agentes caloríficos como el sol. El uso del sombrero es lo más recomendable, pero limitarlo sólo a espacios abiertos donde la incidencia del sol es demasiado prolongada. El cabello también necesita de soltura.

Revisar bien la procedencia y material de la plancha es mejor para cuidar el cabello y protegerlo de antemano. Los tratamientos caseros para el cabello dañado por la plancha no existirían si no se usara responsablemente estos productos.

Dejar un buen comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *